Fuera de la marquesina

Contagiando la chispa del circo

De tal palo, tal astilla. El artista afincado en Las Vegas tiene la suerte de compartir con su hijo su pasión por el circo.

Te presentamos a Spee-D

¿Podrías presentarte brevemente?

Me llamo Philip, pero suelo usar mi nombre artístico: Spee-d. Soy especialista en Capoeira, breakdance y acrobacias. Llevo en unos siete años. En este espectáculo soy generalista y actúo como refuerzo de otros dos personajes principales. ¡Es muy divertido! 

¿Qué te inspiró a emprender una carrera en el sector de las artes circenses y el entretenimiento?

Llevo actuando desde que tenía 10 años. Adoro estar sobre el escenario y compartir mi talento. Soy el primer artista de mi familia y ahora mi hijo Noah es quien continuará este legado.

¿Cómo compaginas tu carrera con tu vida familiar y tus responsabilidades como padre?

Me encanta ser padre. Mi carrera es importante para mí, pero mis responsabilidades como padre siempre tienen prioridad. No me resulta difícil porque mi familia comprende el estilo de vida de un artista. Es muy divertido, sobre todo porque mi hijo tiene intereses similares a los míos y a los de su madre. 

¿Qué consejo le darías a alguien que quiera iniciar su carrera en las artes circenses?

Le diría que, independientemente de lo que decida hacer como artista, se esfuerce siempre por llegar a lo más alto. Mi padre me dio este consejo cuando era más joven y, la verdad, me ayudó a no perder el rumbo y a dar lo mejor de mí mismo. También le dí el mismo consejo a Noah. 

¿Cómo ves el futuro del mundo del circo en Las Vegas y cómo afectaría a la futura carrera de tu hijo?

Creo que este sector está en crecimiento. Pronto veremos muchos más espectáculos y nuevos artistas subirán al escenario. Habrá un montón de oportunidades para Noah y otros jóvenes entusiastas del circo que deseen trabajar en el mundo del espectáculo. 

¿En qué medida participa tu hijo en tu carrera y tu formación?

Participa mucho, ya que entrenamos juntos en familia, tanto por trabajo como para competiciones. Es muy trabajador y está entregado a su oficio. Le encanta lo que hace y creo que eso es fundamental.

 

Te presentamos a Noah

¿Puedes presentarte brevemente?

Me llamo Noah, tengo 12 años e interpreto a los cuatro personajes de Kids of Liverpool en el espectáculo The Beatles LOVE.

¿Qué actuación prefieres realizar en The Beatles LOVE?

El número de circo que más me gusta interpretar en The Beatles LOVE es «Day in the Life». Me gusta hacerlo porque debo actuar mucho y es un número muy divertido.

¿Cómo compaginas el entrenamiento con los estudios y otras actividades?

Antes iba a la escuela, pero ahora estudio en casa. De todos modos, cuando estaba en la escuela convencional, no me resultaba difícil compaginar el trabajo con todo lo demás. Los días que tenía entrenamiento o espectáculo, mi madre y mi padre me recogían temprano de clase para que pudiera terminar los deberes. Funcionaba bien porque, cuando llegaba a casa del trabajo, no tenía que hacer deberes.

¿Cómo han influido en tus propios intereses la carrera y la pasión de tu padre por el circo?

Sin mi padre yo no estaría donde estoy ahora mismo. Mi padre estaba trabajando en KÀ antes de que me presentara a la audición. Él fue quien me habló sobre el papel y consiguió que me presentara. Como yo ya sabía que el espectáculo de mi padre era genial, quería participar en un espectáculo de Cirque. Me entrenó bien para que pudiera conseguir el trabajo ¡Así podemos estar los dos en Cirque!

¿Cómo te imaginas progresando y creciendo como artista de circo en el futuro?

Mi sueño es trabajar en el circo y actuar ante miles de personas. Me veo a mí mismo creciendo como artista y avanzando lo suficiente en mi campo para poder unirme a un circo cuando sea mayor. El papel que interpreto ahora también me ha ayudado a ser mejor artista.

¿Qué consejo les darías a otros niños interesados en las artes circenses?

Un consejo que podría dar a niños interesados en el circo es que no les resultará fácil. Si quieres conseguirlo, deberás entrenar duro. Si no lo consigues a la primera, no te preocupes, porque siempre habrá otras oportunidades para ti. 

Más artículos sobre